19 Feb

Cómo librarte de los Toolbars no deseados en tu navegador

    Es probable que te haya pasado incluso más de una vez: de pronto abres tu navegador y encuentras alguna barra de herramientas, también llamada Toolbar que no recuerdas haber instalado. ¿Cómo ocurre esto? ¿Cómo puedo librarme de estas molestas barras de herramientas?

    Una Toolbar es una barra de herramientas que se instala como un complemento más de nuestro navegador y que además de ofrecer un servicio de búsqueda de contenidos, realizan un estudio de nuestros hábitos de navegación y nos ofrecen publicidad personalizada. Ejemplos, que seguro que te sonarán, pueden ser las Toolbars de Babylon o Ask, pero ¿cómo se instalan?

    Una toolbar se instala generalmente de forma paralela a otra instalación, es decir, cuando descargamos un programa, como bien podría ser un reproductor de música para nuestro equipo, en el proceso de instalación suelen aparecernos algunas casillas marcadas por defecto. Normalmente hemos adquirido la mala costumbre de dar a «Siguiente—Siguiente» sin pararnos a leer lo que estamos aceptando y así es como suelen acabar las molestas Toolbars adheridas a nuestro navegador.

    Hay que recordar que un proceso de instalación conlleva un pequeño contrato entre el fabricante del software y nosotros como usuarios finales por lo que conviene leer cualquier proceso de instalación o acuerdo previo que preceda a la instalación final de un programa. Ahora bien, pero ¿y si ya tengo instalado el Toolbar?toolbars

    Lo primero de todo es fundamentalmente desinstalarlo. Si no sabes cómo hacerlo, siguiendo este enlace encontrarás un video tutorial creado por la Oficina de Seguridad del Internauta que lo explica paso a paso y para los navegadores más frecuentes. Si ya lo has desinstalado, también es probable que todavía sigas viendo complementos en tu navegador que parecen no querer desaparecer. Esto es porque las Toolbars suelen usar una estrategia que consiste en modificar la página de inicio de nuestro navegador de forma que al conectarnos de nuevo, nos lleve a una página donde probablemente sin darnos cuenta ya estemos instalando de nuevo la barra; y es por esto que puede darnos la sensación de estar viviendo la historia interminable, pero la buena noticia es que esto tiene una fácil solución.

    Si te ocurre lo que te acabamos de ejemplificar, basta con que acudas al panel de configuración de tu navegador y cambies la página de inicio existente por tu página de inicio preferida, por ejemplo, Google. Si aun así sigue apareciendo la página de búsqueda que no deseamos, entonces basta con aplicar el siguiente truco:

    1 Si usamos Google Chrome, escribimos en la barra de navegación chrome://settings/searchEngines, establecemos Google como navegador predeterminado y acto seguido eliminamos el motor de búsqueda que no deseamos pulsando en la X que aparece a la derecha al pasar el curso por encima.

    2 Si usamos Mozilla Firefox, escribimos en la barra de búsquedas del navegador about:config, pulsamos la tecla “Tendré cuidado” y acto seguido nos aparecerán todos los parámetros de configuración de Firefox y sus complementos. Allí buscamos el motor de búsqueda por defecto en la propiedad “browser.search.defaultengine” y reemplazamos todas las referencias a los buscadores que no queremos por “Google”.

    Con estos pasos, es más que probable que te hayas librado definitivamente de las molestas Toolbars, y mejor que eso, podrás evitar que vuelvan a aparecer en tu navegador.

    Share this